OSCURANTISMO: La cara oculta del falso cristianismo.

El mundo occidental erróneamente creyó
que la era del Oscurantismo terminó
cuando por fin llegó a su final
la histórica Época Medieval.

Pero lo que hasta hoy se conoció
es sólo una verdad a medias
pues apenas fue la Edad Media
la que como modelo social desapareció.

El Oscurantismo más pernicioso
lo introdujo el sistema religioso
cuando el verdadero evangelio ocultó
y la mente de la iglesia oscureció.

Fue el apóstol Pablo quien profetizó
que después de su muerte, su partida
entrarían con apariencia de blanca lana
lobos rapaces de oscura mente y sotana.

Ellos fueron los que introdujeron
creencias, costumbres y tradiciones religiosas
con apariencia de verdades “muy piadosas”
que hacen afrenta al Espíritu de gracia
y tienen por inmunda la sangre del pacto.

Como el rosario y el escapulario
el purgatorio y el oratorio
la virgencita y la medallita
el confesionario y el campanario.

El celibato y el concordato
la eucaristía y la sacristía
el sagrario y el novenario
el persignarse y santiguarse.

La patrística y la escolástica
el misal, el santoral y el clerical
la hostia, el agua bendita y la estampita
la diócesis y la arquidiócesis.

Los maristas y los seminaristas
los franciscanos y los diocesanos
la inquisición y la extrema-unción
la comunión, el rezo y la excomunión.

Este palabrerío sombrío y “profundo”
pletórico de anti-bíblico lenguaje
adornado con religioso y teológico ropaje
son las tinieblas que adormecieron al mundo
y se convirtieron en dos mil años de engaño.

Esta es la imagen misma de la apostasía
que hasta hoy pomposamente se presenta
como “verdadero cristianismo”
pero que inequívocamente representa
el dañino rostro del Oscurantismo.

El misterio de la iniquidad salió a la luz.
Jesucristo hombre lo está explicando.
El Dr. José Luis de Jesús Miranda
las tinieblas de la ignorancia está alumbrando.
¡Abba Padre porque nuestras mentes está sanando!

Te honro Papi y glorifico tu nombre
porque eres Dios mismo aquí en la tierra
libertando a los gentiles de la cautividad
sacándolos de ignominiosas y religiosas
prisiones de oscuridad.

EL PAPADO, EL HOMBRE DE PECADO, EL HIJO DE PERDICIÓN
NUNCA MÁS A LOS ESCOGIDOS Y PREDESTINADOS
SEGUIRÁ ENGAÑANDO CON LAS MENTIRAS DE LA RELIGIÓN.

“Porque ignorando la justicia de Dios,
y procurando establecer la suya propia,
no se han sujetado a la justicia de Dios.”
(Romanos 10:3)

Alonso Castillo
Colaborador de Jesucristo hombre
New York, Enero de 2008

 

publicado por brasileiro às 20:44